Tagged: Ceres

El cinturón de asteroides: un espacio prácticamente vacío

Una de las primeras imágenes incorrectas que nos proporciona el cine con respecto al cinturón de asteroides es que se trata de un enjambre desordenado de rocas moviéndose cada una de forma caprichosa y sin apenas huecos entre ellas. Nada más lejos de la realidad. Los asteroides, quizá por su origen común, se mueven todos en órbitas más o menos circulares (alguna hay más elíptica que otra) alrededor del Sol, casi todos ellos en el mismo sentido (coincidente con el del resto de planetas no retrógrados) y de una forma mucho más ordenada de la que el cine nos hace pensar a priori. Y en cuanto a los huecos entre rocas, la realidad es bien distinta: el cinturón está prácticamente vacío.

Titius-Bode, la ley sin ley

En Ciencia, las casualidades existen. No son pocas las ocasiones en las que esas casualidades despistan, a pesar de que pueden, perfectamente, dar sus frutos. Una cosa no quita la otra. Pero elevar a rango de ley de la naturaleza una casualidad no es bueno. Aunque, visto con perspectiva, tampoco tiene por qué ser malo, como ahora veremos.

La paradoja de Olbers

Eran otros tiempos. Tiempos para soñar, pensar, descubrir. Tiempos para especular acerca del origen del universo y su infinitud. Y el primero fue Kepler, en el siglo XVII. El primero, al menos, que dejó constancia de ello. No nos extraña: Kepler fue el primero en muchas cosas. Pudo ser un día cualquiera. Una noche cualquiera. Lo imagino sentado en la oscuridad, mirando al cielo y pensando: “oscuridad… no lo entiendo, si el universo es infinito”…

EL WISE Y 4.700 NEOs

Un ángel de la guarda llamado WISE vela por nuestra seguridad. Lanzado al espacio el 14 de diciembre de 2009, el telescopio de infrarrojo WISE está siendo utilizado por NASA para descubrir miles de asteroides cercanos a la Tierra, catalogarlos, calcular su órbita y realizar simulaciones para localizar su posición en el futuro, de manera que podamos anticiparnos a un posible choque con nuestro planeta. Choque que, dependiendo del tamaño del asteroide, podría ser muy peligroso para nosotros.

LA PARADOJA DE OLBERS

Olbers. Revolucionó el mundo de la astronomía al formular su hipótesis: ¿cómo puede el cielo ser negro si hay infinitas estrellas en el universo infinito? Nuestros ojos siempre toparían con la luz de una de estas infinitas estrellas. Y brillaría.