Category: Física Teórica

¿Detecta LIGO la materia oscura?

Hay terminología científica que gusta a unos, desagrada a otros, pero, al margen de eso, resulta tremendamente acertada para que cale en la sociedad. La materia oscura y la energía oscura, “dark matter” y “energy matter” en inglés, son dos buenos ejemplos de lo que digo. Fuera del ámbito profesional poca gente sabe lo que es realmente la materia oscura. Ídem con la energía oscura. Tampoco tengo claro que en el ámbito profesional la cosa sea distinta: hay mucha especulación y pocas pruebas. Sobre todo porque materia y energía oscura son conceptos que surgen para dar explicación a fenómenos observables cuya causa no podemos detectar porque no emiten ondas electromagnéticas, que es como hasta ahora nos hemos “comunicado” con el universo.

Ondas Gravitacionales: la importancia de la ciencia española

En febrero de 2016 asistimos a uno de los anuncios más importantes en cuanto a descubrimientos científicos se refiere de los últimos años: la detección, por vez primera, de ondas gravitacionales. Pocos eran los que dudaban de su existencia, tal es la confianza en la teoría General de la Relatividad de Einstein que las predice. Más bien la cuestión estaba en si teníamos la tecnología necesaria para detectarlas, pues, aunque los fenómenos que las producen son terriblemente energéticos (por ejemplo, la fusión de dos agujeros negros), el resultado en cuanto a las ondulaciones del espacio-tiempo que vamos a poder medir desde la Tierra, es muy pequeño.

Einstein y el GPS

Actualmente hay un asedio contra la Teoría General de la Relatividad. No porque se piense que no es correcta, ni mucho menos. En el fondo, todo el mundo acepta la teoría como una descripción del campo gravitatorio, como una mejora de la teoría de la gravitación de Newton. Una mejora que permite explicar un mayor número de fenómenos y con mucha mayor precisión.

LIGO: El descubrimiento de las ondas gravitacionales

Fue el propio Albert Einstein (1879-1955) quien dedujo en 1916, un año después de la publicación de la Teoría de la Relatividad General, la existencia de las ondas gravitacionales. Esta no es sino una predicción más de las muchas que hacía su teoría; predicciones que, poco a poco y con el paso del tiempo, se han ido demostrando una a una. Por eso, desde un punto de vista científico, el descubrimiento de las ondas gravitacionales no viene más que a confirmar la genialidad de Einstein y su profundo conocimiento del universo a través de su teoría.

La antimateria: el descubrimiento del positrón

Anderson fotografió un rastro de vapor dejado por una partícula que tenía la misma masa que el electrón, pero cuyo camino se correspondía con el de una partícula cargada positivamente. Anderson acababa de detectar por primera vez la antimateria. Esa nueva partícula, que pasó a denominarse “positrón” (electrón positivo), se había formado en el choque de un rayo cósmico de elevada energía (probablemente algún protón) con un átomo de nuestra atmósfera.