Últimos articulos

El color del cielo y el señor Strutt

El señor Strutt nació el 12 de noviembre de 1842 en Essex, Inglaterra, y falleció el 30 de junio de 1919, en el mismo lugar. El señor Strutt, John William Strutt, era físico y también profesor universitario y recibió en 1904 el premio Nobel de física por sus investigaciones con los gases: descubrió los gases nobles argón y radón y realizó estudios acerca de la densidad de los gases. Pero al señor Strutt le conocemos más por su baronía que como señor Strutt: fue el tercer barón de Rayleigh, y por Rayleigh le recordamos todos.

Los virus del océano

Siempre me han intrigado los virus. No es nada fácil definir la vida y precisamente los virus se encuentran en una zona intermedia entre lo que podemos considerar vida y lo que no. Grosso modo, podemos decir que un virus no es más que un trozo de código genético rodeado por una envoltura y que «tiene la misión» de replicarse, para lo cual necesita del mecanismo de una célula o bacteria, puesto que el virus en sí carece del aparato necesario para conseguir esa réplica de sí mismo. Por eso, para algunos, son la forma de vida más simple; pero para otros ni siquiera están dentro de lo que se consideraría una forma de vida.

¿De qué color es el agua?

Visto desde el espacio, nuestro planeta se nos muestra de un azul intenso, brillante. Por eso decimos que la Tierra es el planeta azul. Tres cuartas partes del mismo son agua, así que tiene sentido que esto sea así. Pero, ¿de qué color es el agua realmente? ¿Es azul? Cuando contemplamos nuestro planeta desde el espacio, vemos el agua azul. Cuando observamos el mar, vemos el agua azul. Pero cuando estamos en la orilla del mar, en un día de calma, diríamos que es transparente. Igual que cuando la observamos dentro de un vaso de cristal. En realidad, el agua es azul aunque no siempre lo percibamos así.

¿Por qué notamos frío el metal y caliente la madera a la misma temperatura?

Nuestro sentido del tacto no es bueno para medir la temperatura de un cuerpo. Al tocar algo, que lo notemos frío o caliente dependerá, en primer lugar, de la temperatura de nuestra mano: si el objeto que tocamos está más caliente que nuestra mano, diremos que el objeto está caliente; si el objeto en cuestión está más frío que nuestra mano, nuestra percepción será de frío. No podremos decir nada acerca de la temperatura real del objeto: únicamente podremos hablar de nuestra percepción.

El Saturno de Rubens

Visitar el museo del Prado con la intención de deleitarse en el arte nos puede deparar muy gratas sorpresas en el mundo de la ciencia. Por ejemplo, podemos descubrir la historia de la ciencia en los cuadros pintados por artistas de otras épocas; podemos analizar la evolución de la astronomía y del pensamiento científico y cosmológico mientras admiramos cuadros de Rubens o Murillo. Puede considerarse casi un ejercicio de Astronomía Forense, pero también lo es, ¿a qué negarlo?, un ejercicio placentero, relacionado con la historia del arte. Al final, no me cansaré de decirlo, ciencia, arte, historia, literatura… todo ello está relacionado y es una pena no empaparse al máximo de todos estos campos del saber.